DIY CAJAS PARA TIZAS



¿Quieres que tus hijos le hagan un regalo personal a su profesor/a ahora que acaba el curso? Hoy te propongo una caja de tizas y te indico como realizarla.




Qué poco queda para que acabe el curso… hoy ya empezamos con el horario de verano y este año el día 17 damos por finalizado el “año escolar” y es que los que tenemos hijos contamos los años por cursos escolares, ¿Verdad?

Estas dos semanas son tanto para los profesores, como para los alumnos días de exámenes finales, entrega de trabajos, despedidas por cambió de ciclo, y de echar la vista atrás para hacer un resumen de lo que ha sido el curso.

Es el momento de materializar con un detalle el tiempo tan valioso que dedican los profesores gracias a su profesión  a nuestros hijos y agradecerles lo que han aprendido con ellos.
Bajo mi punto de vista creo que esto último, se nos está yendo de las manos… quiero decir, que hemos entrado en un círculo en el que parece que hasta se compite por ver quien entrega el regalo más “sorprendente” y olvidamos el trasfondo.

Hoy te propongo una de las muchas cosas que pueden realizar tus hijos para agradecer de una forma muy personal las enseñanzas de sus profes, mis hijas lo realizaron con todo su cariño el pasado año para sus profes y se sienten las más felices del mundo cuando ven que a día de hoy siguen utilizando.

CAJAS PARA TIZAS

Materiales:
- Caja de madera (tipo joyero)  de venta en bazares
- Tela de colores.  
- Cola blanca
- Tijeras
- Destornillador 
- Rotulador permanente (para dedicatoria)
- Pincel 
- Punzón


Pasos a seguir:
1.-  Desmonta las bisagras con el destornillador, en este caso hay dos, más la cerradura.
2.-    Mide la cantidad de tela y córtala a medida
3.-    Corta los ángulos a la inversa


4.-   Aplica cola blanca en el lado que vayas a colocar la tela y esparce bien con la ayuda de una brocha pequeña o un pincel.
5.-  Pega la tela elegida, con cuidado que no se queden arrugas.


6.-   Escribe la dedicatoria que quieras.  
7.-  Marca el lugar donde están los agujeros de las bisagras y haz un agujero con la ayuda de un punzón (Así será mucho más fácil poner el tornillo)
8.-   Monta la tapadera, atornillándola a la caja 
9.-   Añade los dos lados de la cerradura.
10.- Rellena la caja de tizas.



Esta idea es extensible al resto de profesionales que trabajan durante todo el año con nuestros hijos, tanto en el cole como en las actividades extraescolares, por ejemplo:
  • Fútbol, Baloncesto, etc… (Puede servir para guardar un pito y una minilibreta para anotar jugadas)
  • Baile, Gimnasia rítmica, etc.  (Puedes poner en la caja purpurina de colores para maquillarse en las competiciones)


No intentes que quede perfectísimo (para eso lo compras), ni que la letra sea la mejor del mundo mundial… solo que dejen su pequeña “huella” a modo de regalo.



¿Qué te parece la idea?

Un beso,



Comentarios