¿TIENES SANGRE EN LAS VENAS?

"Llego el día tan esperado, por fin vería las caritas de mis pequeñas princesas.
Durante el tiempo que estuve en reposo absoluto, porque tenían prisa por salir, veía como mi preciosa niñita hablaba con sus hermanitas y como les cantaba…¡¡¡Tenia incluso la increíble habilidad de verlas a través del ombligo!!!  Tanto tiempo “libre” te da para pensar en tantísimas cosas…  ¿Cómo iba a cambiar mi vida y la de los míos?  Te creas mil expectativas de cómo será el estrés de llevarlo todo, en mi caso ahora seríamos dos más en casa y con una hija mayor de tan solo 3 añitos recién cumplidos... ¡¡ Habrá que tener todo impecable!!! Dividir tareas y alargar las horas para poder llevarlo todo (casa y trabajo) y que nada esté fuera de lugar…  



Pues, aunque sé que es inevitable pensarlo y hacer esos “planes”, NADA de eso importa NADA, NADA, NADA.  
Lo que importa es vivir la vida cada día sin más complicaciones que la que ella misma nos trae... ¡¡Deja todo eso que hay que hacer en casa y siéntate a disfrutar de los tuyos!!  Eso es lo que importa.

   Si bien es cierto que durante el embarazo tuve muchísima anemia y necesitaba más hierro que un ferrocarril y teniendo en cuenta que desde el Hospital no hicieron todo el caso que deberían a eso de “pinchármelo” (por prescripción de mi médico de cabecera, mi matrona y mi ginecóloga privada) legue muy “floja” a la fecha señalada y con los niveles de sangre por los suelos…  Así que tras reunirse el equipo de Hematología y decidir si me pinchaban esas dosis de hierro o directamente transfundirme, optaron por la segunda opción porque era la vía más rápida y así aseguraban que la cesárea, que tenían que hacerme cuanto antes, saldría bien.
Así que ahí estaba yo el día de mi cumpleaños recibiendo el REGALO anónimo de desconocidos que me ofrecían con su sangre la oportunidad de pasar por quirófano para dar a luz con una garantía de que todo saliese bien.  ¡! Buen regalo de cumpleaños
    Ya estaba preparada para entrar en quirófano, estaba tranquila (no era la primera cesárea que me hacían) incluso reía con las bromas del personal sanitario que pasaba por mi lado y se sorprendían de mi GRAN BARRIGA, ¿Qué podría salir mal?
Mi pequeñas nacieron con escasos minutos de diferencia por lo que la cesárea fue “rápida”… una vez que les vi sus caritas algo empezó a cambiar en mi cuerpo… algo que no había experimentado nunca y que espero no volver a experimentar.

Comencé a temblar, un temblor que no controlaba y que cada vez iba a más y más… mi voz que hasta hacía unos minutos era tranquila y alegre empezó a ser difícil e incluso deje de poder articular palabra… mi útero no  se contraía (atonía uterina) motivo por el cual estaba perdiendo mucha sangre…
   Recuerdo cada instante como si hubiesen pasado horas, sin poder controlar mi cuerpo, con frío y sin fuerza ni para hablar… me llevaron a la sala de post parto donde además de ponerme una manta isotérmica con una máquina, que tiraba aire caliente, para ver si conseguían que entrara en calor, mientras todos corrían de un lado a otro viendo que podían hacer conmigo y pidiendo sangre para ponerme de manera urgente.
   Todo se iba a la mierda, tantos planes e ilusión se estaban desvaneciendo en mi cabeza, solo pensaba en ver a mi familia…La matrona se acercó con una de mis niñas para dejármela encima y yo solo negaba con la cabeza, no podía tenerla encima pues temía que se cayese, ¡¡Ni siquiera podía hablar!!!  Así que llamaron a mi marido que pudo entrar un momento para darle un biberón a una de ellas, mientras la matrona hacía lo mismo con la otra… Recuerdo que lo miraba intentando decir tantas cosas…  
   Cuando llegó la sangre y pudieron ponérmela… mi cuerpo empezó a entrar en calor, cesaron poco a poco los temblores y empecé a poder articular palabra, cuando finalizaron las transfusiones  me sentía genial como si toda esa pesadilla hubiese sido eso… una pesadilla y nada más…"



Creo que es el post más “triste” que he escrito hasta ahora (por lo que para mí supone cada vez que lo recuerdo) y sé que nuestro blog está pensado para sacarnos una sonrisa fuera de todos los malos rollos que ya nos bombardean alrededor, pero es que tenía que escribir mi experiencia para que entiendas lo importante que es lo que ahora te voy a contar:

En Alicante, se necesitan 250 donaciones diarias para poder cubrir las necesidades de los hospitales de nuestra provincia, esta cifra me parece una barbaridad y desde el Centro de Transfusión  pelean cada día por conseguirla.  


Quiero que veas lo SIMPLE que es donar y la GRAN consecuencia que implica.

Estos son los requisitos para ser donante:
- Tener entre 18 y 65 años 
- Pesar más de 50 kilos 
- Estar bien de salud 

¿Aún tienes dudas? 
  • La donación es un acto voluntario y de carácter altruista de ayuda a los demás
  • No te llevará más de 20-30 minutos de tu tiempo.
  • Te realizan un reconocimiento médico para comprobar su estado de salud (que nunca viene mal)
  • Es sólo 1 pinchazo que ayudará a salvar la vida de 3 personas. 


EMPRESAS CON SANGRE EN LAS VENAS

El pasado Jueves, la empresa donde trabajo RECURSOS EN LA RED, recibió un diploma como reconocimiento a su colaboración con esta causa, de la mano de Dña. Paca Ferrer (Responsable de Promoción del Centro de Transfusión de Alicante) y la  Dra. Mabel Ortiz de Salazar (Jefa de Servicio del Centro de Transfusión de Alicante)
Pero no fuimos los únicos,  fueron 37 grandes empresas, y recalco lo de GRANDES,  las que han participado en la campaña: “Buscamos Empresas con Sangre en las Venas” (Eslogan que me encanta, por cierto) campaña del Centro de Transfusión de Alicante con la colaboración  Diario Información y JLC Creativos, que consistió en acercar el centro de extracciones a las empresas, consiguiendo que fuese más cómodo para los trabajadores poder donar y que se pudiese hacer en horas lectivas, cosa que agradecieron enormemente a los empresarios que participaron en la misma.
Fuente: Diario Información


Con este pequeño resumen fotográfico, pretendo dar un aplauso no solo a las empresas participantes sino a todos los que colaboraron y colaborarán en que gente como yo pueda seguir peleando día a día.








Si estas interesad@ puedes contactar con el Centro de Transfusiones para recibir información:

Teléfono: 965 16 97 10
Twitter: @gva_CTCV    





Mañana puedes ser tú quien la necesites, no retrases el momento.   #‎DonaSangre‬ 


Un beso,







Comentarios

  1. Cuando uno crea un blog claro que quiere poner cocas bonitas y que nos haga felices a todos.Pero Eva este post no solamente impacta sino también es necesario poder saber lo que nos puede pasar.Te felicito por haber decido compartir con nosotros tu experiencia tan difícil y que ahora cuando veré fotos de tu niñas siempre me vendrá a la cabeza que gracias a una transfusión de sangre estas aquí con todos nosotros y con tu familia tan bonita. Muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Un relato verdadero donde nosotros sus padres y hermanas lo pasamos muy mal gracias a esa transfusion de sangre nuestra hija la pequeña le salvó y nos dió dos preciosas reinas .Al leer me e puesto triste y contenta ya paso todo es una gran familia felices padres y tres bonitas nietas .

    Besos te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Un relato verdadero donde nosotros sus padres y hermanas lo pasamos muy mal gracias a esa transfusion de sangre nuestra hija la pequeña le salvó y nos dió dos preciosas reinas .Al leer me e puesto triste y contenta ya paso todo es una gran familia felices padres y tres bonitas nietas .

    Besos te quiero.

    ResponderEliminar
  4. Ese maldito y a la ves divino liquido rojo tan necesario para el ser humano llamado SANGRE el salvador de muchas gente,yo pase unos momentos muy malos en el parto de mi hija Eva por eso llamo a todo voluntario que pueda ser donante que ayude a salvar vidas, yo por mi edad no puedo ya serlo pero me solidarizo con ellos, por eso solo puedo decir ///GRACIA Y MAS QUE GRACIAS AMIGA SANGRE/// por haber salvado a Eva y recompensarme con dos niñas preciosas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario