VI MERCADILLO MEDIEVAL PLAYA DE SAN JUAN


¿Te lo perdistes? ¿No lo sabías? No pasa na, tuve la oportunidad de ir a dar una vuelta por el Mercadillo Medieval para documentarme, fotografiar los puestos... así podrás verlo por aquí de primera mano.



  

Durante la Semana Santa, Alicante ofrecía un amplio abanico de propuestas (como ya te informamos anteriormente en este post)  para visitar, pasear y disfrutar en nuestra ciudad si no te ibas fuera de vacaciones.

El VI Mercadillo Medieval Playa de San Juan como cada año, se ubica en la zona de Miriam Blasco, concretamente en la Avenida del Historiador Vicente Ramos, en un amplio espacio donde se puede pasear cómodamente sin agobios.



MERCADILLO MEDIEVAL


GOLOSINAS, EMBUTIDOS Y MÁS...:

Por estos puestos tenía que pasar de largo rápidamente, embutidos y quesos artesanales que te daban amablemente a degustar, mega-chuches sin gluten a lo bestia de las que no se acaban nunca y para los más atrevidos chuches con alcohol de whisky, vodka, piña colada .... ¡¡Mmmm que rico!! 






ROPA Y COMPLEMENTOS:

Ropa muy hippie, amplia y cómoda que a más de una Pata le gusta, complementos muy confeccionados, con bonitos detalles y de vivos colores.





BISUTERÍA:

Artesanía fina hecha a mano, bisutería y abalorios que puedes lucir a buen precio, preciosos colgantes y pulseras de oro vegetal y pañuelos de colores primaverales que apetecía comprar ya con el día soleado que salió.






JUGUETES:

Juguetes elaborados con madera natural, lijados y barnizados a mano, ¡vamos los juguetes de toda la vida!, pistolas, espadas y tirachinas, hadas de sobremesa para decorar las estanterías o las paredes. 





ACTIVIDADES INFANTILES:

Una zona infantil situada al final del mercado, una feria auténtica de los tiempos medievales, con una Noria de madera que un amable feriante hacia funcionar girando de la manivela hasta que el reloj de arena terminara de caer el último grano. Un Barco Pirata empujado manualmente por otro joven feriante para que los niños se divirtieran balanceándose surcando las aguas peligrosas de San Juan. Al igual que el Tiovivo también era manipulado por otro feriante medieval, que hacia girar y girar, para que no se parara la carrera de los caballitos de madera. ¡¡Qué gane el más rápido!! 





Como última atracción infantil, un paseo en pony para que los peques se sientan como en una carrera típica medieval, montados en estos preciosos ponys y a correr... ¡¡qué bellos!!






TATUAJES:

Otra actividad más, tanto para los adultos que nunca se atrevieron a dar el paso y tatuarse de verdad como para los niños que están deseando cumplir la mayoría de edad para hacerse uno. Se tratan de tatuajes temporales que tienen la duración de una semana más o menos, si no frotas la zona pintada con jabón y menos con alcohol.  





TABERNAS:

Tabernas habilitadas con zonas de descanso para refrescarte, tomar algo, quedarte a comer para degustar los diferentes embutidos, un rico pulpo gallego o incluso un couscous marroquí... ¡¡Me encantó!!









Durante los cinco días que duró el mercado medieval hubo una gran variedad de actividades infantiles, espectáculos con fuegos nocturnos, animación con números aéreos, teatros, pasacalles... ¡¡Un sin parar!!

Si después de leer el post te has quedado con las ganas de darte una vuelta por el mercadillo, aún estas a tiempo de hacerles una visita porque siguen su ruta por la provincia de Alicante pincha aquí para ver el itinerario y vuelven el 30 de mayo al corazón de nuestra cuidad.


¡¡Pasamos un buen día!!








Comentarios