TRUCOS EN CONSERVACIÓN DE FRUTAS Y VERDURAS


Vas al mercadillo o a una tienda de tu barrio para hacer la compra de frutas y verduras, vuelves cargado de bolsas y tienes que colocarlo todo. ¿Sabes dónde y cómo? ¿Qué alimentos van en la nevera o fuera en una cesta? Vamos a verlo......



Almacenar adecuadamente los alimentos tanto en la nevera como en la despensa es vital para que estos duren más tiempo en buen estado, no pierdan sus propiedades y además evitas tirar comida a la basura. Sólo tienes que seguir unas pautas, que con el tiempo serán una rutina para ti y tu bolsillo de lo agradecerá.


Indudablemente la fruta y la verdura una vez comprada cuanto antes la consumas mejor, ya que está más sabrosa y tersa, además con el paso de los días va perdiendo sus beneficios que contiene. Pero no siempre la puedes consumir toda de golpe o compras de más para almacenar en el frigorífico o en la despensa y de este modo tener alimentos para toda la semana.

Vamos a ver como conservar algunos alimentos tanto dentro como fuera de la nevera.

Espárragos verdes:

Para que los espárragos verdes se conserven convenientemente en el frigorífico, debes humedecer con agua, una gasa grande (venta en farmacia), escúrrela bien y despliégala, envuelve el manojo de espárragos con la gasa y a la nevera. 





Otra manera optima de conservación de los espárragos verdes si los vas a consumir de un día para otro, es colocarlos en vertical dentro de un bote o recipiente de cristal alto, con un poco de agua a temperatura ambiente (osea de grifo) e incluso le puedes añadir un poco de azúcar blanco. No olvides quitarle los elásticos para que se queden sueltos, colócalos como si de un ramo de flores se trataran y sin taparlos.





Plátanos:

La conservación de los plátanos es un calvario, si los guardas en la nevera se ponen negros en seguida, si los dejas fuera maduran rápidamente. ¡¡Un verdadero dilema!! La solución a este problema es muy sencilla, primero debes comprar los plátanos con ramillete y no sueltos, con papel-film transparente envuelve varias veces el ramillete de manera que no pase nada aire, así retrasarás el proceso de maduración y lo dejas fuera. Cuando quieras comer uno tendrás que quitar el papel-film y poner uno nuevo ya que el viejo no cerrará bien.





Otro truco es poner los plátanos en una bolsa hermética con una rodaja de limón en el interior y a la nevera, con los días observarás que el limón retrasa unos días la maduración. 





Brócoli:


También debes utilizar una gasa o toalla fina húmeda, envuélvelo con ella y al frigorífico, esto hará que el brócoli esté acuoso, que no se queme por el frío de la nevera y así evitarás que se vuelva amarillento. 




Zanahorias:


Tanto si las compras en bolsas cerradas o a granel corta la parte de la raíz para que no se extraigan la humedad y terminen estropeándose, conserven todos sus nutrientes y duren más tiempo frescas.  

Una vez las quieras guardar en el frigorífico no utilices bolsas de plástico eso hará que se pudran antes por exceso de humedad. Lo ideal es que las envuelvas en papel de burbujas, ya que conservará la humedad evitando que se acumule y toque la superficie de la zanahoria. 





Cebollas:

El mayor motivo por lo que las cebollas en seguida se echan a perder, se ablandan y huelen mal es porque están en contacto las unas con las otras (apiladas). Deben estar en un lugar fresco, oscuro, seco y donde haya una buena ventilación. Se pondrán en el frigorífico o congelador una vez cortada, bien envueltas en una bolsa de plástico o recipiente apto para ello.

Unos de los trucos que he visto por la web para que las cebollas no se toquen entre sí es introducirlas dentro de una media. Por lo tanto me puse manos a la obra y durante unas semanas puse en practica este invento para comprobar que realmente funcionase. 

Como ya te dicho antes se introduce una cebolla dentro de una media (en mi caso de una media de calcetín alto), haz un nudo e introduce la siguiente, del mismo modo con las restantes, hasta llegar casi al final de la media donde harás el último nudo para cerrarlo. Este invento evita el contacto entre ellas y que se pudran, conforme vayas utilizando las cebollas ves cortando por debajo del nudo así la de arriba quedará sujeta.








Si las tienes colocadas en una cesta o caja nunca las mezcles con las patatas, pero con los ajos y la cebolletas si puedes dejarlas en la misma cesta, comprobarás que estarán en perfecto estado mucho más tiempo.






Patatas:

Para que se conserven perfectamente las patatas en la cesta de la verdura deben estar situadas en un lugar oscuro, seco, fresco y humedad relativa, también las puedes colocar una caja de madera o bolsa de cartón. 

Como no las puedes mezclar con las cebollas lo mejor será que las pongas con las manzanas, son muy compatibles tanto que te darás cuenta que la patata no saca brotes, ni se arrugan, ni termina endulzándose, a su vez pasa lo mismo con la manzana que se conservará más tiempo tersa. 

En esto hay discrepancias, así que hice la prueba y a mí me funcionó, por lo tanto desde entonces tengo las patatas con las manzanas.






Champiñones:

La mejor manera de almacenar los hongos es dentro de la nevera, pero antes de dejarlos en la bandeja de la verdura, debes  quitar con un trapo seco o un cepillo para hongos la tierra que tienen o incluso cortar un poco la punta si son enteros y tienen tallo, una vez limpios envolverlos en papel de cocina y mételos en una bolsa o caja de cartón. La oscuridad y la poca humedad favorecen a que el hongo se conserve perfectamente. 

Si compras champiñones laminados nunca dejes el film o los guardes en bolsa de plástico, ya que necesitan ventilación y sino se hacen malos enseguida. 





Tomates:

Si están algo verdes aguantan perfectamente a temperatura de ambiente y sin exponerlos a la luz. No los metas en la nevera al menos que estén muy maduros y quieres que te duren un poco más, porque por el momento no los vas a gastar. Si por lo contrario quieres acelerar la maduración del tomate mételos en una bolsa de plástico y déjalos fuera. 
Un truco casero que realmente no se si funciona pero como me lo enseñó mi abuela pues como costumbre yo también lo hago es colocar los tomates boca a bajo.





Todos los trucos de conservación los he ido haciendo en casa con gran éxito, quedan muchas verduras y frutas con las que estoy comprobando que es realmente cierto que se conservan como dicen, por lo tanto haré otro post una vez tenga más información. Si deseas sabes como conservar algún alimento en especial no dudes en decírmelo, estaré encantada en investigarlo. 

  

Pruébalo y me cuentas







Comentarios

  1. Muy bien,pero los de los tomates aunque soy ABUELA no lo sabia.Así que seguiré tus consejos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Annie me alegra leer que lo vas a intentar, besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario