SOMOS LO QUE COMEMOS



Aunque este fin de semana el tiempo no nos ha acompañado, hay que pensar ya en solecito, playa y bikini.
¿Qué quiero decir? que ha llegado el momento de.....



 ¡La operación bikini!




¿Te sobran unos kilitos? ¿Quieres estar estupenda este verano? no pases hambre, no hagas dietas relámpago, sólo tienes que cambiar el hábito de tu alimentación. Yo te voy a dar unos consejos, por ejemplo:
-No beber durante las comidas, salvo una pequeña porción de caldo de verduras como aperitivo o una taza pequeña de infusión tras la comida, si la dieta lo requiere.




-Procurar empezar la comida siempre con algo crudo (ensalada obligatoria)


-No tomes mucha comida cuando estés cansado o demasiado tenso. En estos momentos se entorpece la capacidad digestiva; es mejor tomar algo de fruta fresca o compota. Nunca comas sin hambre.



-Intenta comer con el ánimo tranquilo masticando mucho los alimentos. 



-No debes de comer alimentos demasiado calientes o demasiado fríos.




-Procura comer cada cuatro o cinco horas. El que siente hambre a las dos o tres horas de haber comido es por que no ha comido bien o por que está habituado a excesos de excitación alimentaria.
El que toma alimentos excitantes como el café o los dulces, tiene hambre y sed frecuentes, debido a la propia excitación.


-Tenemos que ser conscientes de que "no nutre lo que se come, si no lo que se digiere" lo importante es tener una buena digestión, pues una digestión imperfecta de alimentos sanos puede crear más toxinas que una digestión perfecta de alimentos  menos sanos.






La semana que viene te diré que alimentos debes eliminar de tu dieta.


¿ Empezamos ?


Comentarios