LO QUE NO LES PASE A LAS PATAS...



Había una vez cuatro amigas, que un sábado noche se fueron a cenar y tomar unas copas a un lugar muy chulo llamado ISLA MARINA, celebraban el cumpleaños de una de ellas...  Tras una cena deliciosa y una copa, decidieron irse a otro sitio a continuar la fiesta.  



Así que subieron al coche y se pusieron en camino.  A unos 100 m del parking, de repente..... un chaval, de un grupito de muchachos que se acercaban andando, se para justo al lado...

Se acerca a la ventana trasera del lado del copiloto, con cara de sorprendido no deja de hacer gestos señalando la puerta...

El chico insiste!!

El chico no se rinde.... y continua cada vez con más cara de circunstancia...
Tras unos minutos de conversación absurda de parar o no parar... Christelle acelera el coche y salimos de allí...
A unos 200m....

Y... efectivamente llevábamos algo colgando... 


Llevábamos el parasol enganchado a la puerta.... nosotras muertas de risa, por supuesto, pero el chaval pensaría... "¡Serán creídas las tías estas!"


¡¡¡Buen fin de semana!!!!






IMPRIMIR

Comentarios

Publicar un comentario